Jazz's Things

martes, septiembre 13, 2005

Hay un león que no puedes ver a los pies de su cama.
Hay un ángel que no puedes ver a los pies de su cama.
Hay una mujer de blanco que no puedes ver a los pies de su cama.

El león calla.
El ángel calla.
La mujer de blanco habla.

Hay sangre Naphidim en tus venas, conoces los umbrales, llevas aquí más tiempo que ellos, conoces los setenta y dos nombres, entiendes el Sephirot invisible, el círculo te pertenece, la espada te pertenece, ves detrás de todas las mentiras que se dicen a ellos mismos, conoces el curso de las cosas, podrías cambiarlo todo si eligieras intervenir. Incluso en esa patética existencia tuya rehúsas usar tus dones y te haces daño una y otra vez. Te comportas como una humana.

¿Por qué te rebajas?
¿Por qué sigues con esto?
¿Por qué?

La chica se levanta, mueve el ventilador y vuelve a tumbarse.
La mujer de blanco la mira en silencio.
Los labios apretados.
El ceño fruncido.

Elegí esto.
Ni tú, ni el león ni el ángel, podéis cambiarlo. Esta existencia me pertenece a mí, no a vosotros.
Soy todo lo que dices, sí. Pero elegí no serlo.
Sé perderme en las cosas que para ti son pequeñas.
Puedo verlo todo y dejar que ocurra, puedo sembrar de pequeñas advertencias el camino pero, aún así, no intervenir.
He aprendido a ignorar todo lo que sé.

Una vida de verdad.
Una muerte de verdad.
Ese es mi deseo.

Es estúpido que cada vez que estoy triste vengáis a ofrecerme todo aquello a lo que ya renuncié.
Vais a tener que dejarlo, en serio. Algún día tendréis que dejarlo.

Hay un león que no puedes ver a los pies de su cama.
Hay un ángel que no puedes ver a los pies de su cama.
Hay una mujer de blanco, que no puedes ver, a los pies de su cama.

La chica sonríe, abraza su almohada y, después, se duerme.

Pero eso sí puedes verlo.
Fue su elección.

2 Comments:

  • Consigues que la cabeza se me llene de preguntas y que de ahí salgan historias y de esas historias otras más. Quizás es eso lo que pretendes. ¿o no?

    By Anonymous la sombrilla insolada, at 11:07 a. m.  

  • En cierto modo sí.

    Me gustan ese tipo de historias que hacen que quieras escribir. Supongo que es lo que intento, a veces. Otras veces sólo estoy jugando.

    Y a veces las dos cosas.

    Un abrazo, nos vemos por ahí. =)

    By Blogger tony, at 12:57 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home