Jazz's Things

lunes, enero 10, 2005

Los Quierópidos son unos pequeños homínidos de cabeza grande, vocabulario limitado y piernas cortas. Poseen una tendencia irrefrenable a la ambición momentánea, fruto del estímulo visual, cualquiera sea éste. En especial, muestran interés por cualquier cosa que vean poseída por otro Quierópido.

Como característica principal, y coincidiendo con los Marquímodos, no consiguen los objetos de su deseo por sí mismos, sino que actúan sobre sus progenitores para que estos satisfagan la petición.

No obstante, a diferencia de los Marquímodos, que exigen que los medios para conseguir el objeto del deseo sean suministrados, el Quierópido exige que sea el progenitor quien lo consiga de forma directa.

Si el progenitor no satisface con prontitud el deseo expresado el Quierópido entra en fase de llanto, seguida de rabia y, en algunos casos, revolcones por el suelo con pataleo y emisión de gritos sobreagudos.

Pueden hacer esto durante horas sin cansarse.

Algunos han desarrollado la habilidad de llorar, moquear, ponerse rojos, sudar y hacerse caca, al mismo tiempo.

La mayoría de estos Quierópidos acaba evolucionando hacia Marquímodos.

Existe una variante más silenciosa y estable del Quierópido, pero tiende a hacer preguntas inquietantes tales como: Mamá, ¿Qué es sagrado?

Se recomienda precaución.

1 Comments:

  • Son una plaga, una plaga!
    (lo peor es cuando su edad ya se marca con dos dígitos y la única variación perceptible, es que dejan de cagarse encima)

    By Blogger Lordtaku, at 3:03 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home